El Ajedrez y la Empresa - Parte 3

Written by Mario Vargas on June 21, 2009 – 8:58 pm -

..


Por si no han leído las partes anteriores, les sugiero hacer click en los siguientes vínculos :
Parte 1 click aquí
Parte 2 click aquí

Este tema muchas veces se relaciona con el establecimiento de objetivos dentro de una empresa. Como saben, todas las empresas (por lo menos la mayoría) establece objetivos para el personal a fin de que sean cumplidos en un periodo determinado de tiempo, generalmente un año. Es lo que llamamos la administración por objetivos.

Muchas empresas tienen como política que sea la misma gente quien proponga sus propios objetivos para que luego sean revisados y/o coordinados con su jefe a fin de que sean aprobados. Realmente en la práctica, la gente propone pero realmente es el jefe el que coloca el objetivo final.

Para definir correctamente un objetivo se emplea la conocida regla SMART, es decir, un objetivo debe ser Específico (Specific), Medible (Measurable), Realizable (Achievable), Realista (Realistic) y Limitado en tiempo (Time-Bound).

El problema es que muchas veces incurrimos en el error de trazar objetivos fuera de la realidad. Trazamos objetivos sin estar seguros de los recursos con qué contamos para lograrlos; mas aún, trazamos objetivos basándonos solo en el hecho de que tenemos que mejorar lo logrado el año anterior.

Tener como objetivo el superar el año anterior está muy bien, pero no nos olvidemos de los recursos. Muchas veces, antes de trazar los objetivos se elabora el presupuesto de gastos e inversiones, o sea al revés. Son los objetivos y metas que se trazan las que deben dar los liniamientos para el presupuesto, es decir, primero los objetivos y en segundo lugar el presupuesto.

No nos olvidemos del rey de la historia del ajedrez. El rey prometió un objetivo que no pudo cumplir. ¿El objetivo era específico? si lo era, consistía en entregar al campesino el maíz. ¿era medible? también era medible, pero no se midió antes de definir el objetivo, si se hubiese hecho no se hubiera prometido tanta cantidad. No era realizable ni realista tal como se ha podido comprobar. Con respecto al tiempo, si estaba definido porque el rey había prometido la entrega del maíz en ese mismo momento porque pensaba que era cuestión de traer un poco del almacén.

Entonces, a la hora de diseñar un objetivo, no caigamos en el caso del rey. Está bien que busquemos mejorar, superar lo logrado hasta ahora, pero debemos ser realistas en señalar adonde queremos llegar. Veamos si tenemos los recursos materiales y humanos para alcanzar el objetivo.

Muchas veces, creemos que un objetivo retador es un objetivo demasiado alto y no es así. Un objetivo retador es un objetivo que cuesta mucho trabajo alcanzarlo pero es posible si se hace una eficiente combinación de recursos y disponibilidad de tiempo.

A veces pensamos que tenemos todo el tiempo del mundo y no nos damos cuenta que estamos metidos en muchas cosas y a pesar de que podamos tener los recursos, es tiempo lo que no tenemos.

El caso del rey nos enseña también a que en muchas ocasiones trazamos objetivos sin tener una idea clara de lo que significan y cuando empezamos a desarrollarlos recien nos damos cuenta que el trabajo es mucho mas de lo que habíamos pensado o proyectado inicialmente.

En un próximo post hablaremos mas directamente de los objetivos dentro de una empresa. Si desean ver mayor detalle sobre el método SMART, hacer click aquí


Tags: , , , , ,
Posted in Gente, Organizacional | No Comments »

El Ajedrez y la Empresa - Parte 2

Written by Mario Vargas on June 21, 2009 – 8:57 pm -

..


Continuemos con este tema. En caso que no haya leído la parte 1, por favor hacer click aquí

Como habíamos dicho, el rey se quedó muy sorprendido porque sus calculistas le dijeron que toda la cosecha de maíz del reino sumada a la de los países vecinos, no alcanzaba para darle al campesino lo que había solicitado. Es mas, ni siquiera alcanzarìa sumando las cosechas de muchos años.

¿Saben cuánto era esa cantidad? 18,446,744,073,709,600,000 granos de maíz equivalente a 6,825,295,307,273 toneladas. ¿alguien puede leer estas cifras sin equivocarse o sin necesidad de estar contando las comas?? Compruében la cantidad haciendo el ejercicio en una hoja excel.

Quizás debamos expresarlo de otra forma para comprender la verdadera magnitud de este número. Para llegar a alcanzar esa cantidad se requiere toda la producción mundial de maíz durante 8,500 años. Hagan el cálculo considerando una producción mundial anual de 800 millones de toneladas.

Como comprenderán, el rey no sabía que hacer. Por un lado había dado su palabra con la seguridad que podía cumplirla y por el otro lado, el premio solicitado era imposible de satisfacer. Felizmente, el campesino liberó al rey de su promesa ya que no estaba interesado en bienes materiales.

Vayamos a la tercera parte de este tema donde mostraremos la relación que hay con el quehacer de las empresas, especialmente cuando se plantean objtetivos. Haga click aquí para la parte 3


Tags: , , , , ,
Posted in Gente, Organizacional | Comments Off

El Ajedrez y la Empresa - Parte 1

Written by Mario Vargas on June 21, 2009 – 8:55 pm -

..


Ustedes dirán que tiene que ver el ajedrez con temas de empresa, pues vayamos poco a poco.

Muchos de ustedes seguramente han leído la historia del ajedrez. Se cuenta que un rey convocó a un concurso para que le presentaran un juego que lo entretuviera, tal es así que Sisa, un campesino, se presentó al rey y le mostró el juego que había inventado.

El rey quedó tan maravillado que le dijo al campesino que él mismo escogiera lo que quisiera como premio, un palacio, oro, la gobernación de una provincia, etc etc. El campesino solo le pidió maíz. Solo que la cantidad que pidió estaba explicado de una manera muy especial.

Pidió que en el primer casillero del tablero de ajedrez se colocara un grano, en el segundo casillero 2 granos, en el tercero 4 granos, en el cuarto 8 granos y así sucesívamente ir duplicando la cantidad en cada casillero hasta completar los 64 casilleros que tiene el tablero.

El rey se quedó extrañado diciéndole por qué pedía tan poco, pero el campesino insistió, así que el rey, haciendo honor a que le había prometido darle lo que el campesino quisiera, ordenó que calcularan la cantidad y le dieran el maíz.

La sorpresa del rey fue mayúscula cuando sus calculistas le dijeron la cantidad de maíz que había que darle al campesino. Realmente fue una gran sorpresa para el rey.
Por favor hacer click aquí para pasar a la segunda parte


Tags: , , , , ,
Posted in Gente, Organizacional | Comments Off
RSS


Experiencias en el negocio Blogalaxia Peru Blogs Directory of Business Blogs Business blogs Technorati Profile
eXTReMe Tracker